¿Cómo funciona el aparcamiento con servicio lanzadera al aeropuerto de Málaga?

Tienes a tu disposición más de una opción de aparcamiento en el aeropuerto de Málaga: una de ellas es reservar un parking con servicio shuttle (con vehículo lanzadera) que, además, es la opción más económica. ¿Te interesa saber más acerca de este tipo de parking? Continúa leyendo:

El primer paso es llegar al parking. No te resultará difícil ya que tendrás la dirección e instrucciones para llegar en el correo de confirmación que te enviaremos al hacer una reserva. Una vez que llegues al parking tendrás que aparcar, aunque es posible que algún empleado aparque por ti (especialmente si es temporada alta y el parking está muy lleno). No te preocupes, en cualquier caso verás dónde aparcan tu coche y sabrás que se encuentra en un sitio seguro.

Entonces, un vehículo lanzadera, normalmente una furgoneta con capacidad para entre 8-13 personas, te llevará a la terminal de salidas del aeropuerto. La mayoría de estos vehículos circulan bajo demanda del cliente, aunque a veces tienen horarios fijos. En este último caso, se indicaría en nuestra web. Una vez en el aeropuerto dirígete a facturar y disfruta del viaje.

Cuando vuelvas será necesario que llames al parking para comunicarles tu llegada y que sepan que ya pueden ir a recogerte al punto acordado. Te llevarán de nuevo al parking donde podrás recoger tu coche y dar por finalizada la reserva.

 

Ventajas y desventajas de aparcar con servicio shuttle

Queremos que tengas una experiencia agradable y acorde con tus expectativas, por eso, hemos elaborado esta pequeña lista de ventajas e inconvenientes del servicio shuttle. Si deseas explorar otras opciones, puedes ir a la página de inicio del aeropuerto de Málaga.

Ventajas

  • Más barato. Este servicio es, por norma general, más barato que la opción valet con aparcacoches.
  • Estacionamiento. Tener que conducir hasta el parking tiene una ventaja: verás el recinto por ti mismo y sabrás exactamente dónde está aparcado tu coche.

Desventajas

  • Tiempo necesario. Al tener que desplazarte hasta el parking y ser trasladado al aeropuerto desde allí, necesitarás al menos 15 minutos más que con la opción valet.
  • Más pesado. El viaje no es tan directo ya que tendrás que hacer una parada en el parking para aparcar, en vez de ir directo a la terminal de salidas y que aparquen por ti.
cc ProjectManhattan

¿Tienes alguna pregunta?

Contacta con nuestro servicio de asistencia al cliente
7 días a la semana.

Envíanos un correo electrónico o llámanos